5 de mayo de 2015

Magníficas relaciones.



Hacía tiempo que no me sentía tan frustrado. No sobre mi, no sobre la comida, no sobre otra cosa que lo injusto. Me he enterado de que mi madre me ha estado robando dinero. Dinero del cual dependen entre otras cosas mis estudios y otros 'caprichos' como la ropa o el carnet de conducir (Que mis padres no me compran). 

El delito va más allá del hecho de que me ha quitado algo que me resulta vital, sino que me lo ha estado ocultando -y por ende yo he estado contando con algo que no tengo-, me ha mentido, y además tiene la indecencia de decirme 'ya te lo devolveré'

Me he dado cuenta de que detesto a mi madre, y con ella ya puedo decir con completa seguridad que detesto a todo el mundo. Sin excepción. 

El tema de que me haya estado robando, ocultando cosas y mintiendo no es lo único que ha hecho por mi últimamente. Sinceramente no sé por que la he estado soportando todo este tiempo. Tal vez por la necesidad de creer en alguno de mis progenitores. En fin.

Siguiendo el hilo de la entrada, y de aquella en la que explicaba mi relación de odioamistad con mi mejor amigo, llega mi mejor amiga. 

Para mi ella es la persona más importante de mi vida. Siempre me ha dicho la verdad cruda como es, ha velado por mi, y la he tenido ahí siempre. Pero eso se terminó. Se terminó en el momento en el que se ha emparejado y se ha olvidado de mi.

Comprendo que cuando tienes pareja descuidas un poco las relaciones, y que hasta cierto punto es normal no sacar tiempo para otras cosas. Hasta cierto punto. Esta chica ha llegado al límite de no acompañarme a ver a mi hermana pequeña que está hospitalizada o de no pasar un puto día del puente con sus amigos de toda la vida -no soy solamente yo el dejado de lado- por pasarlo con su novio. Es incapaz de sacar tiempo para nadie que no sea ella o él. Ha dejado de estar ahí para nosotros. Ha dejado de estar ahí para mi. 

En conclusión, mis relaciones personales también son una mierda. Como todo en esta puta vida. 

2 comentarios:

  1. Menudo papelón lo de tu madre...
    Por tu amiga no te desanimes. Mira, fijo que cuando el tío con el que está le pegue el primer disgusto vuelve a tí pidiéndote perdón por haber estado tan absurdamente enfrascada con su noviete. Por si las moscas no le metas caña ni le reproches porque te tomará como el enemigo...hay gente que es así de veleta. No te desanimes que tarde o temprano el equilibrio vuelve.Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de mi madre ha sido una putada interesante, pero bueno, poco remedio hay respecto a eso.

      Lo de mi amiga ... supongo que también hay que terminar aceptado eso. Hablado con ella está, ahora depende de su voluntad el intentar hacer algo, o seguir dejando pasar las cosas. No hay más.

      Siento mucho no haberte respondido antes. Ocasionalmente me alejo de este tipo de cosas, pero al final siempre termino volviendo.

      Un abrazo.

      Eliminar